Mitologías de Juan Blanco en Canadá. Descubriendo mi realidad.

 

Me llamo Juan Blanco, y este será mi diario en el que contaré mis experiencias por Canadá. Un lugar que cada día que pasa me enamora más y más. Aún no tengo claro exactamente de qué forma voy a enfocar esto. Supongo que iré mencionando en entradas sitios emblemáticos que me gustasen.

Y dejaré esta portada como algo dónde plasmar las cosas que más me han gustado. Supongo qué será una introducción bastante variada, desde comidas o bebidas que me hayan gustado, a sitios que merezca la pena visitar una vez en la vida por lo menos. Sinceramente, cuanto más tiempo pasó aquí, encuentro que me gusten. Es un lugar del que estoy seguro, también os enamoréis.

Pero tengo que decir que aunque Canadá es precioso, tampoco es para todo el mundo. Cuando hace frío, hace frío de verdad.

Y eso es algo que hay mucha gente que no llega entender hasta que lo ve por si misma. Soy de  España, por lo que estoy acostumbrado el frío y lo soporto bastante bien y aún así, ha habido momentos en los que flipar con el frío es decir poco.

Por lo menos al principio, cuando pase el tiempo te acostumbras y lo vuelves a ver como algo normal. Supongo que después de todo, es fácil adaptarse a los cambios pasado el shock inicial.

Aunque esto también lo podemos aplicar a cualquier contexto como por ejemplo las costumbres y tradiciones que tiene cada. Al principio se hace algo extraño, pero luego te acostumbras y lo ves como algo normal.

No me enteré, hay cosas que echo de menos de España, la cercanía de la gente, que se puede salir a cualquier hora y que siempre encuentres a alguien en el bar o en la calle… De disfrutar de un granizado en el mes de marzo si viene una ola de calor… Las siestas… Eso sí que se echa de menos. Y eso por no mencionar las eternas tardes de comida familiar que se largan hasta casi la hora de la merienda.

Pero dejando eso de lado, no cambiaría este sitio portada del mundo. Las noches aquí, aunque distintas a su manera, son preciosas. Vivo en una zona rodeada de montañas, y cuando el paisaje está nevado y la luz es tenue es sencillamente espectacular. España viviendo en la zona rural que también era bonita su manera. Pero no hay comparación.

Aún así, cuando tengo nostalgia de estar en casa, una licuadora como las que usa mi madre en España y me preparo alguno de los zumos que ella hacía y con eso se me pasa algo de nostalgia.

Pero aún así, seguiría quedándome aquí. Bueno, esto es suficiente como una introducción así que, bienvenido o bienvenida y espero que disfrutes de mis experiencias.

Por favor, si te gusta o quieres comentar algo hazlo, cantar a saber que alguien me lee además de mi familia.

Edito:

Me ha parecido que la presentación quedaba algo solitaria así. Así que voy a explicaros un poco cómo es sociabilizar por Canadá y el resto de cosas ya os las dejaré enlazadas por aquí para que podáis ir entendiendo mejor cómo es mi vida de ahora.

Con intención de animarte a viajar a Canadá, o de regresar si es que ya tuviste la oportunidad de conocerlo, seguimos en la búsqueda permanente de novedades, ofertas y datos de este maravilloso país.

Pero como la sabiduría popular aconseja que ‘a donde fueres haz lo que vieres’, te dejaremos algunos tips para que tu estadía sea más agradable y puedas socializar de la mejor manera con las gentes del lugar.

Costumbres de Canadá, como es sociabilizar allí

– Canadá es un país bilingüe, de manera tal que podrás encontrar información en inglés y francés.

–  Estrechar la mano para saludar está muy bien, pero es correcto y muy común levantar la palma de la mano y saludar con un simple ‘¡hi!’

– En Québec, zona 95% francesa, es común que las mujeres saluden con 3 besos en la mejilla.

–  Estados Unidos y Canadá son dos países diferentes ¡no confundas a sus ciudadanos que tienen historias y estilos de vida muy distintos!

Los canadienses son más reservados, tienen un ritmo más pausado en su vida cotidiana y prestan especial atención a temas como la tolerancia, la equidad y la asistencia social.

– Si bien los canadienses de origen francés hablan de manera muy animada, lo correcto es conversar de manera calmada.

– A los canadienses (salvo a los de origen francés), les resulta incómodo el contacto físico como signo de confianza. Conviene mantener una distancia de aproximadamente un metro.

– Los canadienses prefieren que te refieras a ellos como “Personas de la Primera Nación”, ya que si les llamas “Americanos Nativos”, pueden llegar a ofenderse.
– Conversar con las manos en el bolsillo del pantalón, es considerado una ofensa.

– Si debes sonarte la nariz, procura hacerlo con discreción.

– Cuando te inviten a un evento social, procura llegar con 30 minutos de retraso para que tu anfitrión tenga oportunidad de prepararse.
Peatones y ciclistas están autorizados para transitar por las carreteras de Canadá, procura ser muy cauteloso si rentas un automóvil.